Home Noticias Bajo los 20 millones de pesos: BYD lanza el Dolphin Mini en Chile

Bajo los 20 millones de pesos: BYD lanza el Dolphin Mini en Chile

por Joaquín Navarro

Los autos eléctricos de a poco van bajando de precio, causa a la que se suma el Dolphin Mini. Este city car es el auto más accesible de BYD en Chile y viene a hacerle competencia al Renault Kwid E-Tech y al Leapmotor T03. Llega en dos versiones y con un buen nivel de equipamiento para su categoría. Ahora, ¿será lo suficientemente competitivo?

En China lo conocen como Seagull (gaviota), pero acá se acoge bajo el alero de su hermano mayor y queda como Dolphin Mini. La cuestión es que se trata de un subcompacto de 3,78 metros de largo, 1,71 metros de ancho y 1,58 metros de alto, alojado perfectamente en el segmento B. Tiene una gran distancia entre ejes de 2,5 metros, lo que explica el buen espacio longitudinal en su interior. Su maletero queda en 230 litros; pequeño, pero normal en vehículos de este estilo.

Su diseño se puede sintetizar en dos conceptos: monovolumen y marina. Dos palabras con M y un auto en verde lima. Básicamente un M&M. ¿En qué estábamos? Cierto; su carrocería prioriza la maximización del espacio en desmedro de una silueta dinámica y coqueta. Algo se logra con la ventana trasera pinzada y la cola de pato sobre el portalón, pero es, en esencia, una “micro-van”. No obstante, igual tiene líneas y superficies orgánicas con esa inspiración oceánica de BYD.

Aunque es muy compacto, sus puertas son generosas para facilitar el acceso al habitáculo. Usa tecnología LED en sus faros delanteros y traseros con encendido automático de serie. El desbloqueo de las puertas es automático por su llave de proximidad y, pese a su tamaño, luce llantas de 16 pulgadas en unos finos neumáticos de 175 milímetros de ancho.

Por dentro, así como el Yuan Plus, se hace más evidente el lenguaje de diseño inspirado en el mar, con formas fluidas y orgánicas. El esquema bicolor le da mucha vida, lo que se agradece en un segmento donde la economía se asocia con la monocromía. Cabe destacar que está desarrollado para llevar cuatro pasajeros, no cinco. Los asientos posteriores están amoldados para dos adultos y tienen sus correspondientes dos cinturones de seguridad y reposacabezas.

El Dolphin Mini llega a Chile en dos versiones, GL y GS, ambas con equipamientos muy similares. Los puntos comunes son la climatización bizona, el tapiz de ecocuero, control de velocidad crucero, mandos de audio al volante, alzavidrios y retrovisores eléctricos, cargador inalámbrico de teléfonos, entre otros. El cuadro de instrumentos es digital de 7 pulgadas y la pantalla central es de 10,1, con los habituales Android Auto y Apple CarPlay. Esta pantalla, además, puede rotar para quedar en disposición vertical u horizontal.

En la versión GS se agregan detalles como el volante recubierto en ecocuero y el monitor de punto ciego. Por otra parte, todos estos mini delfines tendrán seis bolsas de aire, frenos con ABS y EBD, controles de estabilidad y tracción, asistente de salida en pendiente, cámara y sensores de retroceso, freno de mano eléctrico y sensor de presión de neumáticos.

Las dos variantes también tienen diferencias en lo mecánico. Ambas tienen baterías de fosfato de hierro y litio, pero la de entrada marca 30,08 kWh y la otra llega a 38 kWh. La primera tiene una capacidad de carga de 30 kWh mientras que la segunda admite 40 kWh, hablando de corriente continua. Con esto, la GL promete 300 kilómetros de autonomía y la GS aumenta la apuesta a 380 kilómetros, según el ciclo de homologación NEDC (menos realista que el WLTP). Esto, por supuesto, queremos comprobarlo por nuestra propia cuenta.

El motor eléctrico es el mismo en ambas versiones. Sus 74 caballos de fuerza y 138 Nm de par le bastan para marcar 13,9 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/H. Su velocidad máxima de 130 km/h parece acotada, aunque es un poco más que cualquier límite de velocidad legal en Chile.

Sus precios de lanzamiento son de $18.990.000 para la versión GL y $21.990.000 para la GS. Estas cifras incluyen los bonos disponibles por financiamiento y por hacer la compra mediante el sitio web de la marca. El paralelo en dólares sería cercano a los $20.000 y 23.000. Por cierto, la marca ofrece una garantías de 8 años 150 mil kilómetros para la batería y 6 años o los mismos 150 mil kilómetros para el resto del vehículo.

¿Qué te parece el precio del BYD Dolphin Mini? ¡Te leemos en los comentarios!

Related Articles

Déjanos tu comentario