Home Noticias Habemus nuevo Chevrolet Sail en Chile

Habemus nuevo Chevrolet Sail en Chile

por Joaquín Navarro

Con más de 113 mil unidades puestas sólo en Chile, llega la tercera generación del caballito de batallas de Chevrolet: el Sail. Este sedán ha madurado, crecido y, lo más importante de todo, hoy es mucho más seguro. Se ofrece en tres versiones con una actualización de la mecánica de su antecesor, la cual hoy es mucho más refinada.

Tal como lo reportamos hace unos meses, el nuevo Chevrolet Aveo llegó a Chile con el nombre de Sail. Su diseño resulta mucho más moderno y elegante, lo que lo ayuda a combatir el estigma de auto de bajo coste. Aunque en su presentación en México se destapó en dos tipos de carrocería, al país sudamericano llegará sólo en sedán por el momento. La marca confirmó que la variante hatchback llegará el próximo año, aunque no especificó en qué momento. Si fuese por apostar, diríamos que no demorará más que el primer semestre.

Su nueva carrocería se elongó hasta los 4,49 metros y su distancia entre ejes llega a los 2,55 metros. Este espacio ganado lo aprovecha para mejorar de forma notable el espacio en su habitáculo. También salió beneficiado su maletero, que creció hasta los 475 litros, es decir, 100 más que su antecesor. Pese a eso, sigue calzando llantas de 15 pulgadas, aún con opción de acero o aleación de aluminio.

Llegará en dos niveles de equipamiento: LT y LTZ. De serie ya equipa aire acondicionado, retrovisores de ajuste eléctrico, puertos USB y radio con bluetooth y luces diurnas LED. Además, sobre los frenos con ABS y el control de estabilidad que exige la ley chilena, agrega 6 airbags de serie, monitor de presión de neumáticos y asistente de salida en pendiente en todas sus versiones.

En la versión LTZ manual se suma el sistema de infoentretenimiento con una pantalla táctil de 8 pulgadas y preinstalación de Apple CarPlay y Android Auto, cámara y sensores de retroceso, neblineros y antena en el techo. La LTZ automática no sólo cambia la transmisión, sino que también incluye un reposabrazos y un aire acondicionado controlado vía un display digital.

Mecánica y primer contacto

La presentación del nuevo Chevrolet Sail incluyó una breve toma de contacto en los alrededores del sitio donde se realizó el evento, en Santiago. En las historias destacadas de nuestro Instagram puedes encontrar nuestras inéditas impresiones de manejo, pero igualmente te dejaremos un resumen de ellas aquí.

Lo primero es la mejora en la percepción de calidad de esta tercera generación del Sail. Desde los primeros detalles, como la apertura de sus puertas y la textura del tapiz, es posible apreciar que es un auto de mayor sustancia. Lo mismo pasa con la posición de manejo, cómoda por su posición baja con respecto a la carrocería, pero con buena visibilidad. Es esa grata sensación de llevar las piernas estiradas, la espalda bien apoyada y los brazos bien flectados.

Luego dimos arranque a su motor. Este sigue siendo un bloque gasolinero de 1.5 litros, pero en este caso pierde 11 caballos de fuerza y queda en 98 hp. En contraste a eso, su torque máximo se incrementó hasta los 142 Nm. No son grandes cifras, pero están dentro de la norma de su segmento. Su transmisión manual ahora tiene seis velocidades, una más que antes, y la gama de versiones culmina con una versión LTZ automática de tipo CVT.

En marcha se siente mucho más suave en su entrega de potencia y en el comportamiento de sus suspensión. Es evidente el aplomo que ganó gracias a la extensión de su distancia entre ejes. Las marchas de su transmisión manual engranan con facilidad gracias a un embrague liviano y fácil de modular. Sin embargo, la experiencia no alcanzó para determinar si la fuerza que desarrolla este motor es suficiente. Esto lo comentaremos en detalle cuando podamos entregarles nuestra habitual prueba de manejo en el canal de YouTube de Car Motor.

El nuevo Sail llega en tres versiones con los siguientes precios de lista:

  • LT manual a $11.590.000
  • LTZ manual a $12.390.000
  • LTZ automático a $13.390.000

No obstante, al aplicar los bonos por el financiamiento de la marca, este sedán queda con un precio de entrada de $9.790.000, es decir, unos 11.250 dólares. Es un precio competitivo y uno de los pocos modelos de estas dimensiones que se encuentran bajo los diez millones de pesos.

¿Qué te gustaría saber del Chevrolet Sail cuando lo probemos? ¡Te leemos!

Related Articles

Déjanos tu comentario