Home Noticias Más de lo que parece: Hyundai remoza al Tucson 2024

Más de lo que parece: Hyundai remoza al Tucson 2024

por Joaquín Navarro

Hace casi cuatro meses les mostrábamos cómo podría ser el lavado de cara que pronto le tocaría al Tucson. Si bien estábamos casi seguros de cómo iba a ser, hoy ya tenemos la confirmación y, los cambios son más importantes de lo que parecía que serían. Acá te contamos los detalles de lo que ha comunicado Hyundai de Inglaterra.

Evidentemente, el fabricante coreano está aunando la estética de sus modelos próximos y vigentes. El Tucson se propuso como diseño guía hace cosa de tres años y paulatinamente otros modelos, como el Elantra o el Creta, les han seguido los pasos. Sin embargo, en materia de interiores, la política de diseño de la marca ha sido más diversa y ahora le toca al Tucson aprender de sus mayores.

Uno de los últimos lanzamientos de la marca fue la nueva generación del Santa Fe. Su diseño exterior es un tema por sí solo, pero lo relevante para esta nota es lo que hay dentro de él. Hyundai revisó la arquitectura del salpicadero y el túnel central de ese SUV y optó por dotarlo de más líneas rectas horizontales. Junto a ellas, se sumó a la tendencia del par de pantallas frente al conductor. Hoy vemos que lo mismo ha llegado al Tucson.

El panorama, eso sí, se adaptó para hacerlo un poco más simple y sencillo; claro, pues se trata de un modelo inferior en la gama de la marca. El panel central de tipo cascada fue sacrificado y la pantalla del infoentretenimiento fue reubicada. Ahora este elemento multimedia y los mandos del climatizador están separados por un aireador que atraviesa transversalmente al salpicadero. El túnel entre el conductor y el copiloto ahora se cortó y la botonera selectora de la transmisión se suprimió para ofrecer más espacio de almacenamiento.

¿Y dónde quedó el selector de cambios del Tucson?

Ahora es un mando giratorio ubicado detrás del volante, como el que muchos fabricantes han instalado en sus últimos autos eléctricos. Este aro direccional también es de nueva manufactura y marca un retorno a los tres brazos, luego de haber incursionado en un diseño de cuatro en el modelo que aún hay en concesionarios. Ahora, lo mejor de todo es que, por fin, este modelo se libera de casi todo el negro piano del que antes abusaba.

Por fuera el Tucson mantiene la veta de su estilo. Como suele ocurrir con los facelift, las diferencias yacen en los parachoques, los faros y las llantas. Lo principal en este caso es el ensanche de la máscara frontal, el nuevo entramado y la simplificación de los faros diurnos. Este equipo lumínico pasa de cinco a cuatro elementos, casi todos de iguales dimensiones. Los rasgos del parachoques también se hicieron más rectilíneos y en su zona inferior se agrandó la moldura plástica que simula un cubre cárter embellecido.

En el comunicado de prensa en el que se liberaron estas imágenes, Hyundai enuncia que este Tucson está “hecho con los clientes europeos en mente”. Sin embargo, una nota al pie de la página indica que el vehículo mostrado no será ofrecido en ese continente. Sea como sea y dejando las contradicciones de lado, este Tucson debutará en el viejo continente a principios del próximo año y probablemente llegue entre el segundo y el tercer trimestre a Latinoamérica.

¿Qué te gustaría que hubieran cambiado en el Tucson? ¡Te leemos en los comentarios!

Related Articles

Déjanos tu comentario