Home Noticias Sólo híbrido: Toyota introduce la novena generación del Camry

Sólo híbrido: Toyota introduce la novena generación del Camry

por Joaquín Navarro

Ad portas del comienzo del Salón de Los Ángeles, Toyota hizo la presentación digital del nuevo Camry 2025. Este sedán de grandes dimensiones ahora vendrá con hibridación en todos sus variantes, aunque con ello se elimina la opción de montar un motor V6. También incorpora de forma estándar las asistencias de manejo del paquete Toyota Safety Sense 3.0 y eleva el nivel de lujo en su habitáculo.

Este es uno de los pocos sedanes que han sobrevivido a la supremacía de los SUV. En Estados Unidos lo aman y lo compran de a 300.000 unidades anuales. De hecho, es tanto que ellos mismos se hicieron cargo del desarrollo y de la producción de este auto. Sin embargo, no lo diseñaron todo desde cero, sino que hicieron una profunda reforma del Camry de octava generación sobre la misma plataforma TNGA-K.

Su diseño exterior es la primera pista sobre este dato, pues las líneas generales son prácticamente las mismas. Los puntos duros del monocasco y paneles más complejos, como las puertas, han sido traspasados directamente a la nueva generación. Los cambios se concentraron en la fascia y en la zaga, zonas que recibieron nuevos parachoques y faros LED más finos.

Los recursos para el Camry se concentraron en renovar casi completamente el interior. La arquitectura es esencialmente la misma, con una salpicadero “flotante” asimétrico y un túnel central elevado, como los sedanes más lujosos. Sin embargo, cada panel y componente a la vista es nuevo: las botoneras, los aireadores, el volante, los asientos, la tapicería y, por supuesto, también las pantallas. Incluso el acolchado de las butacas fue revisado en virtud de la comodidad de los ocupantes. La única excepción son las manillas de las puertas y sus molduras ornamentales.

El cuadro de instrumentos de las versiones más bajas ahora incluye una nueva pantalla de 7 pulgadas, mientras que las alternativas más equipadas se benefician de un panel de 12,3 pulgadas. El infoentretenimiento, en cambio, tiene opciones de 8 y 12,3 pulgadas también, con preinstalación de Android Auto y Apple CarPlay inalámbricos. Junto a ello se ofrecen puertos USB de tipo A y C, y un cargador de teléfonos por inducción.

Esta novena iteración del Camry está muy bien nutrida de ayudas a la conducción. Su equipamiento de serie incluye: frenado autónomo de emergencia con detección de peatones y ciclistas, monitor de punto ciego con alerta de tráfico cruzado, control de velocidad crucero adaptativo, asistente de mantenimiento de carril con autocentrado, detector de señales de tránsito, luces altas automáticas y el sistema Proactive Driving Assist, un apoyo para hacer una conducción más prudente. Todo esto es el Toyota Safety Sense 3.0.

El cambio generacional dejó al Camry únicamente con su motor gasolinero de 2.5 litros, el cual siempre tendrá colaboración eléctrica. Hay dos configuraciones. La primera usa dos motores eléctricos para entregar hasta 225 hp exclusivamente al eje delantero. La segunda, en cambio, agrega un tercer propulsor eléctrico en el eje trasero para ofrecer una opción con tracción integral y 233 hp.

Además, Toyota revisó las puesta a punto de las suspensiones de este sedán para darle una “mejor respuesta y un manejo ágil”. Las versiones Sport también recibieron retoques en esta materia y ofrecen, según el fabricante, “más comodidad, estabilidad, mejor manejo y confianza al volante”. Lastimosamente, ya no habrá una alternativa de motor V6 que acompañe a este chasis.

Sus precios no fueron detallados aún, pero sí se anunció que su disponibilidad en concesionarios será a partir de la primavera estadounidense del próximo año; es decir, desde el segundo trimestre del 2024.

¿Te gustaría que Toyota se anime a traer este Camry a Sudamérica? ¡Te leemos en los comentarios!

Related Articles

Déjanos tu comentario