Home Más leído Hyundai Tucson 2024: Merecida actualización

Hyundai Tucson 2024: Merecida actualización

por Emilio Delgado

Este es el nuevo Hyundai Tucson 2025. Sí ya sé, muchos dirán que no hay cambios, pero no te preocupes que en esta nota desglosaremos a detalle cuáles son los cambios que recibe.

Para los que no lo sabían, la 4ta generación del Hyundai Tucson se presentó a finales del 2020 y nosotros la manejamos en 2021. 3 años después, específicamente en Noviembre de 2023, la marca presentó una actualización de mitad de vida o facelift.

Noten que ahora el nuevo Tucson tiene trazos un poco más rectos en la máscara, la zona esculpida en donde van los faros de proyección ahora es más recta y  cuadrada que antes, lo mismo sucede con el contorno de la parrilla que ya no tiene tanta inclinación. La geometría de los faros cambia levemente, al igual que el patrón de la parrilla, pero lo que no cambia es que  los faros aún se mimetizan en la parrilla cuando están totalmente apagados.

Detalle característico de este Tucson.

Por el lateral normalmente en una actualización no hay cambios, más que un nuevo diseño para los aros. 

Mientras que en la parte posterior no hay cambios sustanciales, pues mantiene el mismo dibujo de faros y solo un ligero rediseño del paragolpes.

Donde sí esperábamos un gran cambio es en el habitáculo y vaya que cumplieron, puesto que eliminaron ambas pantallas individuales y han optado por una distribución muy similar a la de un Kia Sportage. Donde un elemento engloba ambas pantallas de 12.3 pulgadas para darle un efecto más minimalista y avanzado al interior. 

El volante es completamente nuevo y heredado de modelos como el Kona o IONIQ, ya no luce el logo de la marca. El panel tactil de la climatización se ha renovado mientras que el pomo de la palanca de cambios ha sido eliminado y en su lugar tenemos un enorme espacio en la consola central que tiene doble nivel para guardar más de nuestros objetos. Aquí se ubica un cargador inalámbrico, posavasos y en frente por debajo del climatizador, algunos puertos USB. 

Y ahora a dónde se fue la palanca de cambios, muy simple, justo detrás del volante, anclado a la columna de dirección, una solución que habíamos visto en el nuevo Kona. 

Definitivamente es un interior mejor resuelto, más práctico, elegante y tecnológico. Una excelente evolución para mantener al Tucson actualizado y listo para rivalizar con su primo hermano.

Por último, en el apartado mecánico, tampoco hay un anuncio oficial, sin embargo esperamos ver los mismos motores para nuestra región: un 2.0 litros de 4 cilindros naturalmente aspirado con 154 caballos y 190 Nm de torque, complementado por un 1.6 litros turbo de inyección directa que desarrolla 180 caballos y 265 Nm de torque. El primero asociado a una caja mecánica de 6 velocidades o una automática de 6 marchas, mientras que el motor turbo asociado únicamente a una transmisión automática de doble embrague y 7 relaciones.

Sin embargo, no se descarta la llegada de una variante con paquete N Line para agregarle un poco de picante a la oferta de este exitoso SUV.

Su llegada está pronosticada para el segundo semestre de 2024 así que mientras tanto me gustaría saber ustedes qué opinan de los cambios que recibe este nuevo Tucson. Dejen sus comentarios, pues los estaré leyendo.

Related Articles

Déjanos tu comentario