Home Noticias La bala británica: McLaren presenta el 750S en Chile

La bala británica: McLaren presenta el 750S en Chile

por Joaquín Navarro

El 750S es de los superautos más veloces del momento y, al mismo tiempo, de los más versátiles. Su antecesor, el 720S, hizo furor por sus prestaciones, pero esta revisión lleva todo un nivel más arriba. Son 750 PS, o 739 hp, para 1.277 kilos en su especificación más ligera. Y eso es sólo el comienzo.

El diseño exterior fue un tema menor en este auto, pues apenas cambió sus parachoques, sus faros, las llantas y las salidas de escape de manera sutil. Claramente no deja de sorprender desde el primer golpe a la vista, pero sin duda luce familiar para quienes hemos visto un 720S. Dicho eso, igualmente tiene un 30% de componentes nuevos o revisados, la mayoría de ellos debajo de la carrocería.

El piloto chileno del World Endurance Championship (WEC), Nico Pino, fue anfitrión en el lanzamiento del McLaren 750S.

McLaren recortó peso de múltiples componentes: los amortiguadores y espirales restan 2 kilos, el cuadro de instrumentos baja 1,8 kilos, el parabrisas pesa 1,6 kilos menos, el alerón de fibra de carbono quita otros 1,6 kilos, el escape libera 2,2 kilos y el juego de llantas de aluminio forjado ahorra 13,8 kilos… en total son 30 kilos menos, sin considerar opcionales como las butacas de fibra de carbono, que podrían despedir otros 17,5 kilos.

El 750S fue desarrollado sobre un monocasco de fibra de carbono que permite este particular habitáculo lleno de área vidriada para una mejor visibilidad. Esto junto al sistema de suspensiones hidráulicas McLaren Proactive Chassis Control, permite un diseño mucho más flexible y cómodo que otros superautos.

Este auto usa un motor V8 biturbo de 4 litros (M840T) que revoluciona hasta las 8.500 rpm, todo justo detrás de los oídos del conductor. Se empareja con una transmisión automática de doble embrague y siete marchas que tiene una relación final un 15% menor que la del 720S. Así, sus 739 caballos de fuerza y sus 800 Nm de torque lo propulsan de 0 a 100 km/h en sólo 2,8 segundos. Hasta 200 km/h se toma sólo 7,2 segundos y hasta 300 km/h un poco menos de 20 segundos. La velocidad máxima queda en 331 km/h.

Leves cambios aerodinámicos se hicieron para mejorar su estabilidad, aunque no aumenta la carga. Por ejemplo, el alerón ahora es más largo y se posiciona 6 centímetros más alto. Esto ayuda especialmente en frenadas, pues se despliega casi verticalmente para poner resistencia al aire. Una nueva bomba hidráulica para la dirección asistida con una programación completamente nueva promete un tacto aún más exquisito.

En el interior las novedades se resumen en las interfaces digitales. El cuadro de instrumentos móvil del 720S, aunque era espectacular en su accionamiento, fue sustituido en función de la practicidad. El nuevo panel ahora se mueve solidario con la columna de dirección y cuenta con dos selectores, uno para los modos del tren motriz y otro para los del chasis. Además, la pantalla central ahora cuenta con Apple CarPlay. Ya era hora, ¿no?

Así podríamos seguir por muchas horas, o párrafos, debería decir, pero el espacio y tiempo es limitado. ¿Cuánto cuesta un 750S? En Chile se ofrece desde 425 mil dólares antes de los opcionales. Este es el primero en llegar, pero ya vienen más en camino.

¿Usarías un 750S como auto de diario? ¡Te leemos!

Related Articles

Déjanos tu comentario