Home Más leído MINI John Cooper Works 2021: Diversión garantizada

MINI John Cooper Works 2021: Diversión garantizada

by Emilio Delgado

El pequeño hatchback deportivo se renueva

Las rectas largas despiertan su habilidad en pista, en curvas cerradas muestra su inconfundible talento. En el MINI John Cooper Works, cada kilómetro se convierte en una experiencia, no solo en la pista de carreras, sino también en la carretera. La fascinación que emana el vehículo deportivo superior en el segmento de vehículos pequeños Premium ha crecido una vez más con la última actualización del modelo. Con nuevos acentos de diseño y equipamiento de serie ampliado, el MINI John Cooper Works se presenta más que nunca en plena forma. Un nuevo sistema operativo y atractivos paquetes de equipamiento también ofrecen opciones optimizadas para disfrutar de un manejo divertido extremo de forma individual.

El carácter del MINI John Cooper Works, que se adapta constantemente a un rendimiento inspirador, está representado de manera aún más auténtica por el nuevo lenguaje de diseño, particularmente claro y purista de la marca británica. En la parte delantera del vehículo destacan especialmente los faros LED redondos y la parrilla del radiador hexagonal, que presenta una barra transversal roja y que ahora se extiende hacia abajo. Las aberturas de aire de refrigeración agrandadas garantizan un control óptimo de la temperatura del tren motriz y frenos en situaciones de conducción extremadamente deportivas. También se han rediseñado las molduras laterales específicas del modelo en los paneles laterales delanteros y el faldón trasero, que ahora cuenta con un difusor distintivo para optimizar el flujo de aire en la zona trasera de la parte inferior de la carrocería.

La expresiva apariencia refleja el impresionante temperamento del MINI John Cooper Works. Su planta de poder es el motor de cuatro cilindros con tecnología MINI TwinPower Turbo, desarrollado con la extraordinaria experiencia de John Cooper Works, que desarrolla una potencia máxima de 170 kW / 231 hp y ​​un par máximo de 320 Nm a partir de una cilindrada de 2.0 litros. Desde el reposo, el MINI John Cooper Works con transmisión manual de 6 velocidades tarda solo 6.3 segundos en acelerar a 100 km / h. Junto con la transmisión deportiva Steptronic de 8 velocidades, la marca de 100 km / h se alcanza incluso después de solo 6.1 segundos.

Un sistema de escape deportivo con dos tubos de escape de acero inoxidable de 85 milímetros acompaña con un sonido emocionalmente poderoso. También, forma parte del equipamiento de serie, al igual que el sistema de frenos deportivo desarrollado en cooperación con el fabricante especializado Brembo. Frenos de cálipers fijos de cuatro pistones con discos con ventilación interna en las ruedas delanteras y cálipers de freno rojos con el logotipo de John Cooper Works que brindan una potente desaceleración y acentos de color llamativos detrás de los rines de aleación ligera John Cooper Works de 17 pulgadas de serie. También, están disponibles rines de aleación opcionales de 18 pulgadas, incluido el nuevo diseño de dos tonos de John Cooper Works Circuit Spoke.

La configuración de suspensión deportiva específica del MINI John CooperWorks contribuye al manejo ágil, que no solo emociona con los movimientos derecha-izquierda en la pista de carreras, sino también en el tráfico de la ciudad. Una nueva versión de la suspensión adaptativa está ahora disponible como opción, que con su tecnología de amortiguación selectiva en frecuencia asegura un equilibrio optimizado entre deportividad y comodidad de conducción. Una válvula adicional suaviza los picos de presión dentro del amortiguador al conducir sobre pequeños baches, creando así una experiencia de conducción armoniosa. El ajuste necesario se realiza entre 50 y 100 milisegundos. El contacto directo con la carretera se mantiene durante la conducción deportiva. En el MINI John Cooper Works, la nueva suspensión adaptativa funciona con una fuerza de amortiguación un diez por ciento mayor que antes.

La suspensión adaptativa también es parte del acabado John Cooper Works, que se ofrece como una alternativa al equipamiento de serie y también incluye, entre otras cosas, superficies exteriores e interiores en acabado Piano Black de alto brillo, tapicería Dinamica / Piel en color Carbon Black para el John Cooper Works, asientos deportivos y un acabado de pintura exterior de alta calidad. Hay una opción de Chili Red, Rebel Green, disponible exclusivamente para el MINI John Cooper Works, o las nuevas variantes Island Blue metálico y Rooftop Grey metalizado.

Los deseos individuales en las áreas de comodidad, conectividad y asistencia a la conducción se pueden cumplir de una manera especialmente específica con los paquetes de equipos recientemente compilados. Entre ellas se incluyen nuevas opciones, como la calefacción del volante, la advertencia de cambio de carril incluida en el DrivingAssistant y la función Stop & Go para el control de velocidad crucero activo. El control de distancia de estacionamiento (PDC) con sensores en la parte trasera del vehículo se ha agregado al equipo de serie del MINI John Cooper Works.

El MINI John Cooper Works ahora también cuenta con un instrumento central rediseñado con una pantalla táctil de 8.8 pulgadas en diseño de panel negro de serie, así como un nuevo sistema operativo cuya moderna pantalla gráfica hace que la selección y el control de las funciones del vehículo, el programa de audio, la navegación, la comunicación y las aplicaciones aún más intuitivo. Por primera vez, los Live Widgets están disponibles para este propósito, que se pueden seleccionar mediante un movimiento de deslizamiento en la pantalla táctil.

Otra novedad: las pantallas del instrumento central y de la pantalla de instrumentos multifuncional disponible opcionalmente en la columna de dirección se pueden mostrar en dos mundos de colores diferentes. En el modo “Lounge”, las superficies de la pantalla aparecen en relajantes tonos de azul y turquesa. Cambiar al modo “Sport” hace que los fondos de pantalla brillen en rojo y antracita. A petición, los mundos de color de las pantallas se pueden vincular a los modos de conducción MINI que son de serie en el MINI John Cooper Works. Esto significa que cuando se activa el modo de conducción SPORT, el color de la pantalla cambia al mismo tiempo que el pedal del acelerador y las características de la dirección y, opcionalmente, las características del amortiguador y del cambio de marchas. Esto crea una experiencia de conducción general en la que la señal de salida para un manejo divertido extremo se puede sentir y ver al mismo tiempo.

Sin duda este pequeño es un cohete sobre ruedas listo para arrancar sonrisas de sus ocupantes.

¿Ya sienten ganas de manejarlo? Pues nosotros, no nos quedaremos con las ganas y nos pondremos en contacto con la marca, para hacer un prueba de manejo y disfrutar de una experiencia genial con este MINI.

Related Articles

Leave a Comment