Home Noticias Ahora en Chile: JAC presenta al e-JS1 como el eléctrico más barato

Ahora en Chile: JAC presenta al e-JS1 como el eléctrico más barato

por Joaquín Navarro

El e-JS1 lo vimos primero en la Experiencia-E como un adelanto de las novedades eléctricas que JAC preparaba para Chile. No era sorpresa que vendría, pero no se sabía que en su lanzamiento se convertiría en el auto eléctrico más barato en Chile. Llega con compañía, pero aquí vamos a hablar de qué ofrece y cómo fue manejarlo por un momento.

El e-JS1 es un auto pequeño, un auténtico city car. Mide 3,65 metros de largo, tiene 2,39 metros entre sus ejes y a lo ancho apenas marca 1,67 metros. Sus dimensiones son tiernas, pero eso le permite también un radio de giro diminuto de apenas 4,7 metros. Lógicamente, su maletero de 140 litros es limitado, pero sobresale entre sus pares por su equipamiento.

De serie cuenta con aire acondicionado y multimedia con Apple CarPlay y Android Auto. A eso agrega un tapiz de ecocuero, la pantalla central de 10,25 pulgadas y el cuadro de instrumentos de 7 pulgadas; todo enfrascado en un diseño interior propositivo y jovial. Por fuera, además, usa faros delanteros LED y calza llantas de 14 pulgadas inspiradas en tréboles de cuatro hojas.

En seguridad cuenta con 2 airbags, frenos ABS y control de estabilidad (ESP). ¿Y las pruebas de choque? En 2022 se supo que Latin NCAP calificó con cero estrellas al JAC e-JS1. Sin embargo, no se puede asumir que este modelo daría el mismo resultado. Primero, este auto se fabrica en China, mientras el testeado procedía de México. Por otra parte, aunque no influye en la estructura, el ESP reglamentario para Chile marcaría una diferencia en la nota final.

Los datos y la experiencia con el e-JS1

El lanzamiento de la gama eléctrica de JAC en Chile consistió en una ruta de 120 kilómetros entre Santiago, la capital, y la ciudad puerto de Valparaíso. En la ocasión también se presentó el SUV e-JS4 y al furgón de carga e-Refine, pero nosotros sólo pudimos manejar, principalmente, el e-JS1.

Este pequeño nació como un auto exclusivamente de combustión interna y en el camino JAC decidió adaptar una variante eléctrica en el mismo cuerpo. Donde había un estanque de combustible se encuentra una batería de 31,4 kWh que le serviría para recorrer 302 kilómetros, según el ciclo NEDC.

Su motor eléctrico, montado sobre el eje delantero, desarrolla 60 hp y 150 Nm, con los que mueve razonablemente sus 1.180 kilos. Como todo auto eléctrico, el torque de entrega inmediata aporta una gran agilidad a baja velocidad, aunque esta capacidad de aceleración rápidamente decae. No es por nada que, según la marca, hace el cero-a-cién en 18 segundos.

Ahora, ese número ese número es irrelevante en Valparaíso, donde el diligente motor eléctrico mueve fácilmente al e-JS1 en las estrechas y empinadas calles de los cerros. Ahí todos los autos a combustión interna usan muchas revoluciones por minuto, estresan más a la transmisión y demandan más destreza del conductor.

Sin embargo, la experiencia en carretera es complicada. Este city car tiene una velocidad máxima de 110 km/h, la cual se alcanza con relativa facilidad, pero se hace insuficiente para adelantar con tranquilidad. Además, la batería sufre una rápida descarga cuando se circula sostenidamente a ese ritmo.

En nuestra experiencia empezamos el lanzamiento con una carga completa y unos 300 kilómetros de autonomía; número acorde a lo que indica la ficha técnica. No obstante, cuando llegamos al destino, sólo restaba un 44% de la batería. La alta exigencia de velocidad para el motor y la batería en el camino de ida obligaron a recargar el auto durante la noche para poder volver a Santiago.

Para cargarlo del 15 al 100 por ciento con 7 kW de corriente alterna se necesitan 5 horas. Con 20 kW de corriente continua el 30 a 80 por ciento tomaría 42 minutos. Este auto tiene un conector de tipo GBT, propio de la industria china y escaso en Chile. El detalle es que la marca incluye el cargador domiciliario y un cable adaptador de tipo GBT a Tipo 2, que es más común de encontrar en electrolineras.

La comodidad del andar que entrega la suspensión es buena, especialmente para un auto de este segmento. También se agradece que, aunque sus dimensiones sean tan acotadas, JAC se haya ocupado de instalar frenos de disco en las cuatro ruedas.

El e-JS1 se lanza en Chile a un precio de $14.990.000 con todo medio de pago, que iguala al precio más bajo posible de un Renault Kwid E-Tech. El haz bajo la manga es el descuento de $700.000 por financiamiento, el cual deja a esta alternativa china en $14.290.000. Por eso es el más barato de su tipo en este país. ¿Y la garantía? Son tres años o 100 mil kilómetros para todo el auto.

¿Qué te parece el nuevo auto eléctrico más barato en Chile? ¡Te leemos!

Related Articles

Déjanos tu comentario