Home Noticias Citroën Basalt: el nuevo SUV coupé compacto para Latinoamérica

Citroën Basalt: el nuevo SUV coupé compacto para Latinoamérica

por Joaquín Navarro

Cuidado Fiat Fastback, el Basalt va por ti. Este coqueto SUV de talla pequeña es el producto con el que Citroën busca conquistar a los clientes más aspiracionales y dinámicos del segmento B. Aún faltan detalles sobre sus mecánicas, equipamiento y seguridad, además de imágenes del interior, pero aquí te daremos una buena aproximación.

El desarrollo del Basalt está directamente ligado al del C3 y C3 Aircross, los que también serían sus compañeros en la línea de producción en Brasil. Por lo mismo, se puede deducir que tendría dimensiones que cabrían justo entre esos dos modelos. Es decir, bien podría ser un auto con una longitud total cercana a los 4,3 metros de largo y un ancho que podría calzar los 1,80 metros. Este, además, sería el tercer vehículo del proyecto C-Cubed.

Estas medidas son casi calcadas a las del Fiat Fastback, el producto de la región más parecido al Basalt por concepto. Ambos comparten esa idea de jugar a la moda de los SUV con silueta coupé sin comprometer dramáticamente el espacio interior. De hecho, los 600 litros de maletero que tiene el modelo de firma italiana dejan la vara alta, pero es una buena referencia para saber qué esperar de su próxima competencia francesa.

El Basalt toma varios gestos del C4. Por ejemplo, la parrilla falsa en entre los faros que da sitio al emblema de los chevrones. Debajo de ella, hay dos tomas de aire separadas por un travesaño en color carrocería donde se alojará la placa patente. Se replica el pilar A ennegrecido y el capó con dos nervios, uno a cada lado. Por otra parte, es evidente que los faros, el capó, los retrovisores y las puertas delanteras se comparten con el C3 Aircross.

La vista lateral posterior es donde está la mayor propuesta. La línea del perfil comienza a agacharse desde el pilar B, aunque el techo conserva altura hasta casi el pilar C para no sacrificar el espacio de los pasajeros. Esto se disimula inteligentemente con la pintura negra en ese panel. Ahora, las puertas sí acusan esta silueta más deportiva y podrían penalizar el acceso a las plazas traseras. Los faros son más alargados y estilizados que en los C3, mientras que el parachoques trasero es más prominente y contrastante.

El Basalt fue desarrollado sobre la plataforma CMP modificada que dio vida a los C3, aunque los motores que se han postulado son distintos. En este caso Citroën echaría mano al T200 del mismo Fastback, gracias a las alianzas que generó la creación de Stellantis. Este es un bloque turbo de 1 litro y tres cilindros que genera 120 hp y 200 Nm de par. Se podría asociar a una transmisión automática de tipo CVT redactado por car motor. Otra opción sería el 1.6 VTi, originario de los tiempos de PSA, que entrega 115 hp y un torque de 150 Nm a través de una transmisión manual de cinco velocidades.

Aunque no se han revelado fotos del interior, la naturaleza del proyecto C-Cubed sugiere que veremos un escenario muy similar a los C3. Es decir, se podría encontrar conectividad con Apple CarPlay y Android Auto a través de una pantalla de 10 pulgadas y un cuadro de instrumentos de 7 pulgadas. Otras amenidades posibles sería un volante multifunción, control de velocidad crucero, cámara de retroceso, entre otros.

El lanzamiento oficial está programado para el segundo semestre de este año, probablemente hacia fin de año. En esa instancia se conocerá la información faltante. Por ahora, a esperar.

¿Te gusta la pinta del Citroën Basalt? ¡Te leemos!

Related Articles

Déjanos tu comentario