Home Noticias ¿Llega a Sudamérica?: Volkswagen reveló el Golf 2024

¿Llega a Sudamérica?: Volkswagen reveló el Golf 2024

por Joaquín Navarro

La octava generación del famoso Golf recibió su revisión de media vida en la conmemoración de sus 50 años de historia. Volkswagen le instaló su última tecnología a bordo, la que integra ChatGPT, y aprovechó de corregir un par de puntos que hicieron controversia entre los medios y los clientes. El Golf se presentó para Europa con nueve motorizaciones, entre gasolina, turbodiesel, microhíbridos, híbridos enchufables y su variante GTI.

El megafabricante alemán suavizó la estética del Golf estándar en este facelift. La parrilla en el parachoques frontal redujo sus dimensiones y ahora integra dos filetes cromados que enfatizan la elegancia del conjunto. Los faros se hicieron más finos en la parte en los extremos interiores y el emblema ahora luce retroiluminación LED. Con esto, ahora todo el rostro del Golf está iluminado.

Por atrás el parachoques y los faros también fueron revisados. Los ópticos ahora tienen micas transparentes y el fondo negro eleva el contraste de los diodos LED rojos. Finalmente, el Golf ya no tiene salidas de escape en las variantes que no son deportivas.

Más pulgadas e Inteligencia Artificial

Una de las críticas que sufrió Volkswagen cuando debutó el Golf de octava generación fue la calidad percibida en el interior, especialmente en comparación a la prácticamente impecable ejecución del modelo que reemplazó. En virtud de ello, esta revisión agrega una cobertura en negro piano en el túnel central, la denominación “Golf” en el portaobjetos central y, en el caso del GTI, se puede optar por inserciones de fibra de carbono genuina.

Otro punto débil era todos los “botones” capacitivos que se integraron para la climatización, las luces exteriores y los comandos en el volante. Incluso el CEO de Volkswagen Passenger Cars, Thomas Schäfer, reconoció que esta no fue una buena solución. En consecuencia, se desechó la botonera háptica y la reemplazó con los botones físicos que aún usan Nivus, Taos, Atlas, entre otros. No obstante, el volumen del infoentretenimiento, la temperatura del climatizador y el panel de las luces siguen siendo táctiles. Eso sí, ahora son retroiluminados, al menos.

Por otra parte, la pantalla central fue renovada y, para sorpresa de nadie, ahora son más grandes que nunca. Según el nivel de equipamiento, estas se encuentran en 10,4 o 12,9 pulgadas. En ellas se despliega el nuevo sistema operativo MIB4, que, además de sus nuevos gráficos y procesadores, ofrece integración de ChatGPT en conjunción con el asistente de voz. Por otra parte, ahora el cuadro de instrumentos Digital Cockpit Pro de 10,2 pulgadas se equipa de serie.

Un Golf y nueve opciones motrices

Golf Variant, el stagion wagon.

Este hatchback tiene una de las gamas mecánicas más grandes del mercado europeo y, sorprendentemente, aún considera motores turbodiesel. El abanico ofrece entre 115 y 272 caballos de fuerza y transmisiones manuales de 6 velocidades o de doble embrague (DSG) de 6 ó 7 marchas.

El catálogo de motores a gasolina se compone del 1.5 TSi de 115 hp o 150 hp. El mismo puede obtenerse en variantes microhíbridas, aunque estas sólo son compatibles con las cajas DSG de 7 relaciones. Otra alternativa es el 2.0 TSi que se encuentra en el GTI con 265 hp y que también tendrá el R, con su sistema de tracción 4Motion. Por otra parte, el turbodiesel es el conocido 2.0 TDi en versiones de 115 o 150 caballos de fuerza, con transmisión manual o DSG7, respectivamente.

Los microhíbridos también son dos. El primero es el eHybrid, que con el 1.5 TSi de 150 hp y un motor eléctrico de 115 hp combinados, desarrolla unos 204 hp y 350 Nm. El GTE usa el mismo propulsor eléctrico, pero el bloque térmico es potenciado hasta los 177 hp. Con esto alcanza los 272 hp y los 400 Nm de fuerza cooperativa. Además, ambos montan una batería de 19,7 kWh, la cual les permitiría recorrer hasta 100 kilómetros en modo completamente eléctrico y alcanzar un rango total de 1000 kilómetros.

El Golf GTI y el GTE

Este famoso hot hatch percibe la actualización cosmética más suavemente que el resto de la gama. Resulta que el diseño del Golf “normal” que va de salida tenía un parachoques básicamente igual al del GTI y, en lugar de hacer de este algo más histriónico, se tersó la variante estándar. Así, este compacto deportivo mantiene su generosa parrilla y el entramado hexagonal, pero gana unos “colmillos” que muerden este panal.

La zona posterior luce inalterada, salvo por los faros. Lo que cambia son los juegos de llantas, que retoman el diseño de calados semicirculares que usó el GTI de quinta y sexta generación. Este toque evoca a ciertos diseños italianos, especialmente a la pluma de Giorgetto Giugiaro, quien fue, además, el creador del primer Golf. Personalmente, creo que le quedan divino; son de todo mi gusto.

Casi el mismo diseño corre también para el GTE, que es, básicamente, un GTI híbrido enchufable. La diferencia está en los juegos de llantas y en el parachoques trasero, que en el modelo electrificado no lleva colas de escape, sino una franja cromada sobre el pequeño difusor. Otra forma de distinguirlo es por los acentos azules en todo sitio que el GTI tiene en rojo.

¿Llegará el Golf a Sudamérica?

El Golf es uno de los autos más importantes en la historia de la industria automotriz. En sus 50 años de trayectoria, su fabricante ha vendido más de 37 millones de unidades. Sin embargo, desde que se jubiló su séptima generación, no se ha vuelto a ver en los concesionarios de este lado del mundo.

El GTI de producción alemana llegó en el pasado noviembre a México. En su momento, Volkswagen dejó abierta la posibilidad de que el modelo llegue a otros países de Latinoamérica, aunque no ha hecho más anuncios al respecto. La posibilidad para el resto de la gama es mínima, pues la producción mexicana no ha tocado el Golf de octava generación y difícilmente se dedique capacidad de las fábricas europeas a nuestra región.

Independientemente de este análisis, cualquier novedad —o sorpresa— bien podría tardarse el resto de esto año o incluso llegar al próximo. Mientras tanto, hay que cruzar los dedos.

¿Comprarías un Golf nuevo si volviera a ofrecerse en Sudamérica? ¡Te leemos!

Related Articles

Déjanos tu comentario