Home Noticias ¡Ya estuvo en Chile!: BMW revela el nuevo X3 2025

¡Ya estuvo en Chile!: BMW revela el nuevo X3 2025

por Joaquín Navarro

Así, sin darnos cuenta, la flamante nueva generación del BMW X3 ya pisó tierra chilena antes de su presentación mundial. Este SUV se renovó completamente con más tecnología, mejor eficiencia y con un importante énfasis puesto en sus variantes electrificadas. Así como lo ven, también se actualizó su lenguaje de diseño, el que ahora se acerca a sus hermanos más modernos.

Estas imágenes de la cuarta gestación del X3 en las calles y carreteras santiaguinas aparecen exactamente siete años después de la presentación de su antecesor. Si bien no es el más accesible ni el más grande o potente de la gama, es un producto muy apreciado por sus clientes. Finalmente, siempre ha ofrecido una muy buena dinámica de conducción, suficiente espacio para una familia, una alta calidad interior y decentes capacidades fuera del asfalto. Ahora, a esta receta BMW tenía que agregar unas dos o tres medidas más de electricidad.

Ahora, si de medidas se trata, se puede decir que este X3 es 3,4 centímetros más largo, 2,9 centímetros más ancho y 2,5 centímetros más bajo que su predecesor. Esto acerca sus proporciones al concepto de deportividad que trabajó la marca en su nuevo diseño, aunque curiosamente conserva los 2,86 metros de distancia entre ejes. Por cierto, su estética toma inspiración del iX y el XM, dos de los modelos más opulentos y polémicos del actual portafolio de la marca.

No obstante, esas controvertidas líneas y superficies se suavizaron para este X3. En la fascia se observa una parrilla de mayores dimensiones divida en dos octágonos. Su contorno puede llevar opcionalmente la iluminación LED Iconic Glow que ya vimos en el X2. Salvo en la versión más potente, la parrilla va cerrada y lleva una mitad con barras verticales y la otra con diagonales.

Según la configuración, el X3 puede montar llantas de 18 a 21 pulgadas.

Al igual que en el nuevo Serie 1, los faros abandonaron todo rastro de los ángel eyes. En el perfil se puede distinguir una línea de carácter más acuñada, seguida en paralelo por la base de las ventanas. La superficie vidriada sigue siendo generosa, salgo en la cara posterior, donde la luneta es más achatada y alta. Ya nos imaginamos cómo será la visibilidad por el retrovisor, aunque hoy las cámaras ayudan en esa tarea.

La zaga, por su parte, luce muy similar a la del XM, aunque con unos faros con un dibujo en forma de T acostada similar al del X5. La placa patente bajó desde el portalón hasta el parachoques, pero se sentirá un poco sola, pues el X3 ya no tiene colas de escape, salvo en su variante M50. Lo bueno es que la resistencia aerodinámica es muy baja para un auto de esta forma y segmento: marca un Cx de sólo 0,27.

Un X3 más habitable

El nuevo diseño interior es mucho más sencillo, tal como hemos visto en los últimos lanzamientos del fabricante bávaro. Si bien varios elementos mantienen una orientación hacia el conductor, la arquitectura y la gestión del espacio genera una impresión de sala de estar. Si bien BMW quiso destacar el perfil deportivo en el exterior, por dentro tomó una aproximación mucho más tranquila.

El rey de esta cabina es el panel digital curvo con las pantallas del cuadro de instrumentos y del infoentretenimiento. Aquí se integra el sistema iDrive 9, que abre las puertas a más aplicaciones y más personalización digital. Estas se rodean de los plásticos o la tapicería del salpicadero, el volante en forma de D y las ventilas de la climatización. Casi no hay huella de botones físicos, salvo para los alzavidrios, el volumen de la multimedia en el túnel central y los del volante.

Los asientos delanteros fueron completamente rediseñados y esculpidos con formas más deportivas, similares a las de una butaca de un auto de competición. Los asientos de atrás son más lisos en virtud de una mayor habitabilidad y facilidad para las sillas de bebé. Las puertas merecen una mención especial, pues el corte diagonal entre el paño superior y el inferior le da una estética bastante dramática.

Los asientos traseros se abaten en proporción 40:20:40, lo que aumenta la practicidad de una superficie de carga que, además, queda completamente llana. El volumen del maletero creció desde 550 hasta 570 litros. Sin embargo, el modelo híbrido enchufable sufre un gran recorte y queda en 460 litros, debido al espacio que ocupan las baterías.

Motores para casi todos los gustos

Inicialmente, la gama mecánica de la generación G45 del X3 tiene cuatro opciones: dos a gasolina, una diesel y una híbrida enchufable. Por supuesto, más pronto que tarde se sumará alguna variante eléctrica, el respectivo reemplazo del iX3. No obstante, BMW ha llevado los motores térmicos a altísimos niveles de eficiencia, incluso con el infame combustible del dieselgate.

El motor de entrada es el “20”, un dos litros turbocargado a gasolina que se alía con un sistema microhíbrido de 48 voltios. Entre ambos producen 208 hp y 330 Nm que se canalizan por una transmisión automática con convertidor de par y ocho velocidades. Aunque predomina el tren trasero, la potencia llega a las cuatro ruedas con el sistema de tracción xDrive. La aceleración de 0 a 100 km/h se concreta en 7,8 segundos.

Luego está la alternativa turbodiesel 20d xDrive, también con un bloque de dos litros, microhibridación y la caja de ocho marchas. Eso sí, en este caso la potencia máxima es de 197 hp y el torque escala a los 400 Nm, lo que, conjugado con la tracción integral, permite una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos. Lo mejor es que homologa consumos de hasta 17,2 km/l según el ciclo WLTP en un SUV de casi dos toneladas.

El X3 30e xDrive es el punto medio entre la gasolina y la electromovilidad completa. Este tren motriz ofrece una autonomía eléctrica de hasta 90 kilómetros gracias a su batería de 19,7 kWh y su motor eléctrico de 184 hp y 250 Nm. Ahora, al combinar ese equipo con el motor y transmisión del 20 xDrive, se consiguen 299 caballos de fuerza y 450 Nm de par. La aceleración de cero-a-cien se cierra en 6,2 segundos.

Finalmente, está el rabioso M50 xDrive con su motor de seis cilindros en línea tragando gasolina en tres litros de cilindrada. Junto a su compañía microhíbrida, desata 398 hp y 580 Nm hacia las cuatro ruedas a través de la transmisión automática de 8 relaciones. Además de los números, agrega mejores frenos, sistema de dirección, llantas ligeras y un diferencial trasero de deslizamiento limitado. Todo lleva la calibración M Performance, incluida su aceleración de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos.

Dado que el inicio de las ventas comenzará en Europa en el cuarto trimestre de este año, aún no hay precios ni referencias para nuestra región. Sin embargo, es altamente probable que su llegada a Perú y Chile ocurra en la primera mitad del 2025.

¿Te gustó la reforma del BMW X3? ¡Te leemos en los comentarios!

Related Articles

Déjanos tu comentario