Home Pruebas Una gran estrella: Mercedes-Benz renueva al GLS en Chile

Una gran estrella: Mercedes-Benz renueva al GLS en Chile

por Joaquín Navarro

El más grande de Mercedes-Benz llegó refrescado a Chile. El GLS y sus 5,1 metros de largo es la encarnación del clásico sedán Clase S en un cuerpo de SUV. Ahora, en este caso fue capacitado para transportar a 7 pasajeros con lujo y opulencia. Por ahora la firma alemana lo dispuso en dos variantes, una gasolina y otra turbodiesel, pero en los próximos meses llegaría una AMG, una electrificada, o incluso la suntuosa Maybach.

El GLS guarda cercanía con el GLE presentado también hace pocos meses, tanto por fuera como por dentro. Aparte de su tamaño, es posible distinguirlo por un frontal casi perfectamente vertical y un pilar D que cae de forma mucho más abrupta que el de su hermano menor. Este gesto está pensado para dar espacio a las cabezas de los pasajeros de la tercera fila. Con esto también se maximiza el espacio del maletero, el que marca 355 litros con la tercera fila erguida u 890 litros sin ella.

Los asientos de la segunda y tercera fila son regulables y plegables de forma eléctrica, además de contar con climatización independiente de cuatro zonas y sus respectivos puertos USB-C. Para los ocupantes delanteros se puede esperar el ya conocido sistema de infoentretenimiento MBUX con sus dos pantallas de 12,3 pulgadas, las que colaboran con el gran sistema de audio Burmester con 29 parlantes y 1.610 Watt equipado de serie.

Tiene a su haber 11 bolsas de aire, radares que le facilitan un espectro de 360°, al igual que las cámaras, y una serie de asistencias a la conducción. Por ejemplo, en caso de que detecte un posible choque frontal, puede frenar y ejecutar una maniobra evasiva de manera autónoma. En la misma línea, gracias a la suspensión neumática, es capaz de levantar la carrocería cuando percibe un inminente impacto lateral.

Llega con dos motores de seis cilindros en línea y 3 litros. Uno es gasolinero con turbo y el otro turbodiesel. El primero entrega 381 hp y 500 Nm, mientras que el segundo ofrece 367 hp, pero unos colosales 750 Nm de par. Ambos se maridan con una transmisión automática de 9 velocidades y la tracción integral 4Matic. En la que misma caja de cambios se integra la asistencia microhíbrida de 48V: aporta hasta 20 hp y 200 Nm. Con estos números y la tracción integral 4Matic, los dos consiguen propulsar sus 2,6 toneladas de cero-a-cien en 6,1 segundos.

Ambos modelos están disponibles en el mismo nivel de equipamiento con kit estético AMG, madera de roble antracita, llantas de 22 pulgadas, entre otros. Todo tiene un precio de 136 mil dólares, independientemente del motor elegido. Como si fuera poco, la inminente GLS 63S estaría en el orden de los 225 mil dólares y un Maybach GLS 600 superaría los 250 mil.

¿Tendrías este GLS de Mercedes-Benz? ¡Te leemos en los comentarios!

Related Articles

Déjanos tu comentario